Falsificaciones relacionados con el Mormonismo

De FairMormon
Saltar a: navegación, buscar

Falsificaciones relacionados con el Mormonismo

Esta página es un resumen o índice. Una información más detallada sobre este tema está disponible en las páginas secundarias de abajo.

TEMAS


Falsificaciones relacionados con el Mormonismo

A lo largo de la historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días, muchas personas han forjado revelaciones y documentos históricos. Sus motivaciones fueron variados e incluyeron el ansia de poder o el dinero, y el deseo de avergonzar a la Iglesia ya sus líderes. Este artículo examina algunas de las falsificaciones más prominentes en historia de la Iglesia, en orden cronológico. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)

Documentos

(Haga clic aquí para ver el artículo completo)

1839 de Defensa de Oliver Cowdery en un ensayo de mis argumentos para separarme de los Santos de los Últimos Días

Sumario: Aunque este documento pretende haber sido publicado en 1839 por Oliver Cowdery, las copias más antiguas que existen son de fecha 1906. El documento fue "descubierto" por el reverendo RB Neal, quien fue un líder en la Asociación Americana Anti-Mormón. No hay referencias a este documento existe con anterioridad a 1906. Este documento se cree que es auténtico por muchos años, hasta que se descubrió que consiste principalmente en una selección de frases de Cowdery tomadas de varias ediciones del Messenger and Advocate las Día de los Santos de los Últimos que fueron removidas de su contexto original y se coloca en un contexto diferente. Una serie de temas de conversación parece haber sido redactado de nuevo a partir de David Whitmer 1887 la dirección a todos los creyentes en Cristo. Los historiadores están de acuerdo en que este documento es una falsificación. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)
pero como no siempre puedes juzgar quiénes son justos, o como no siempre puedes discernir a los malvados de los justos, es por lo que te digo que guardes silencio hasta que yo considere propio dar a conocer al mundo todas las cosas concernientes al asunto.

—Doctrina y Convenios 10:37
∗       ∗       ∗

Preguntas y Respuestas


Pregunta: ¿Cuáles son las falsificaciones Hofmann y la Carta Salamander?

La Iglesia compró varios supuestos documentos del siglo XIX de Mark Hofmann que más tarde fueron identificados como falsificaciones

Gordon B. Hinckley, en ese entonces miembro de la Primera Presidencia, al parecer compró varios documentos del siglo XIX de la marca Hofmann que más tarde fueron identificados como falsificaciones.

Élder D. Todd Christofferson explica:

Algunos de ustedes pueden recordar oír hablar de un hombre llamado Mark Hofmann, que ahora cumple una condena de prisión en Utah por asesinato. Él era un experto falsificador de documentos históricos. Algunos de ellos estaban atados a la historia de Estados Unidos, pero algunos relacionados con la historia de la Iglesia. Una era una supuesta carta de Martin Harris a WW Phelps informando que Joseph Smith encontró las planchas de oro dirigidos por un espíritu que "transfiguró a sí mismo de una salamandra blanco en el fondo del agujero" donde las placas fueron. Otro era una supuesta transcripción de una bendición dada por el Profeta a su hijo José Smith III en 1844 declarando su hijo como su sucesor legítimo como cabeza de la Iglesia. [20]

Algunos abandonaron la Iglesia cuando se dieron a conocer estos documentos diciendo que era evidente que el testimonio de José Smith acerca de sus visiones era falsa o que ya no podrían considerar La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días la verdadera Iglesia. No mucho tiempo después de estos y otros documentos demostraron ser falsificaciones. Me pregunté, hacer los que eran tan preocupado creen de nuevo ahora, y cuando surgen otras preguntas, como siempre lo hacen, van a salir de nuevo? En materia de fe, un testimonio espiritual es esencial si se quiere evitar ser "fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres, emplean con astucia, por el que acechan para engañar." [21] Con una garantía de Espíritu derivado en su lugar, se puede ir hacia adelante en la obra del Señor y continuar profundizando su relación con su Padre Celestial mientras persigue o en espera de respuestas. Si usted decide quedarse quieto, paralizado hasta que cada pregunta se responde y cada susurro de duda resuelta, nunca se mueve, porque en esta vida siempre habrá algún asunto pendiente o algo todavía inexplicable.[1]

Hofmann tomó la decisión de mentir y cubrir sus mentiras con el asesinato. Como trágico como tales opciones son, la doctrina mormona no esperaría que Dios intervenga normalmente a través de un profeta, o personalmente, para evitar que una persona decidida a tomar decisiones malvadas de llevar a cabo sus planes (Ver DC 10:37 Si Dios lo hizo de manera rutinaria, la elección sin restricciones se vería amenazada.


Pregunta: Si Gordon B. Hinckley era un verdadero profeta, ¿por qué no discernir la naturaleza de las falsificaciones Hofmann?

Los profetas no son omniscientes ni son infalibles

Los críticos de la Iglesia plantean la pregunta: Si Gordon B. Hinckley era un verdadero profeta, ¿por qué iba a ser engañado en la compra de las falsificaciones? ¿Él no pueda discernir el fraude?[2]

La suposición de que el presidente Hinckley debería haber discernido la naturaleza de la falsificación se deriva de las expectativas incorrectas de lo que es un profeta. Los profetas no son omniscientes ni infalibles. La Iglesia compró los documentos cuando aseguraron los expertos que eran genuinos.

Profetas no suelen actuar para quitar las opciones de agentes libres de otros. La decisión del presidente Hinckley para comprar los documentos que les permitió ser examinados, y los mantuvo disponible para su estudio por lo que la falsificación podría ser descubierto. (Tenía un coleccionista privado, especialmente hostil a la Iglesia, adquirido los documentos, el acceso podría haber sido mucho más difícil.)

Algunos piensan que es extraño que un profeta podría haber sido engañado. Declaraciones públicas del presidente Hinckley dejan claro que no estaba del todo convencido de procedencia del documento, pero aceptó provisionalmente el juicio de los expertos. (Para una discusión sobre la decisión de hacer de inmediato al público de documentos cuando propiedad de la Iglesia por un autor que declara el documento una falsificación desde el principio, consulte Rhett S. James, "Writing History Must Not Be an Act of Magic (Review of Early Mormonism and the Magic World View, revised and enlarged edition, by D. Michael Quinn)," FARMS Review of Books 12/2 (2000): 395–414. off-site (Inglés).)

El Señor dejó claro a José Smith que un profeta no se concede a conocer todos los diseños de los que buscan destruir la Iglesia:

pero como no siempre puedes juzgar quiénes son ajustos, o como no siempre puedes discernir a los malvados de los justos, es por lo que te digo que guardes bsilencio hasta que yo considere propio dar a conocer al mundo todas las cosas concernientes al asunto. (DC 10:37)

La doctrina mormona de la agencia requiere que los que se permitirá el mal parcela cierta latitud, aunque no se permitirá (como se ha señalado el presidente Hinckley proféticamente) daño permanente a la obra del Señor.


Pregunta: ¿Fue presidente Hinckley sospechoso que la carta Salamander podría no ser auténtico?

Presidente Hinckley aconseja precaución en aceptar la autenticidad de los documentos

El presidente Hinckley, en una emisión chimenea Adulto joven de la Manzana del Templo, habló de Martin Harris y otros mencionados en la carta Salamandra, y recomienda precaución en la aceptación de la autenticidad de los documentos. Tuvo cuidado no a proclamar que eran auténticos:

Como la mayoría de ustedes saben, recientemente ha habido grandes indicios sobre dos viejas cartas. Uno fue escrita supuestamente en 1825 por Joseph Smith como Josiah Stowell. Si es auténtica, es el producto más antiguo conocido de escritura a mano de José Smith. Se trata de la contratación de José por el Sr. Stowell, que estaba comprometida en una operación minera en busca de monedas antiguas y metales preciosos. El otro lleva la fecha de 23 de octubre de 1830, y fue escrito supuestamente por Martin Harris a WW Phelps.

Adquirí para la Iglesia, tanto de estas cartas, la primera de la compra. El segundo fue dado a la Iglesia por su generosa propietario. Estoy, por supuesto, familiarizado con las dos cartas, de haberlos tenido en mis manos y haberlos leído en su forma original. Fui yo, también, que tomó la decisión de hacerlos públicos. Las copias fueron emitidas a los medios, y ambos han recibido amplia publicidad.

Sabía que sería un gran alboroto. Los eruditos han estudiado minuciosamente, les discutido, escrito sobre ellos, difieren en sus opiniones, e incluso argumentado acerca de ellos.

Me alegro de que los tenemos. Son interesantes documentos de cuya autenticidad no estamos seguros y nunca podríamos ser. Sin embargo, en el supuesto de que son auténticos, son valiosos escritos de la época de los cuales han llegado. Pero no tienen relevancia real a la cuestión de la autenticidad de la Iglesia o del origen divino del Libro de Mormón.

Mucho se ha dicho sobre el Martin Harris / W. Letra W. Phelps. Me pregunto: ¿Deberá dos hombres, su carácter, su fe, su vida, los testimonios a los que dio voz al final de sus días, ser juzgados por algunas palabras en una hoja de papel que puede o no puede haber sido escrito por uno y recibido por la otra?

Si usted ha estado preocupado de alguna manera por los informes de prensa referentes a esta carta, yo sólo pido que se mira más de cerca al hombre que supuestamente escribió y al hombre que presuntamente recibió Martin Harris y WW Phelps.

La carta está fechada con posterioridad a la declaración del Testimonio de los Tres Testigos, uno de los cuales era Martin Harris. En el lenguaje inequívoco y seguro él y sus asociados había declarado al mundo: "Sea notorio a todos las naciones, tribus, lenguas y pueblos, a los cuales este trabajo vendrá: Que nosotros, por la gracia de Dios el Padre, y nuestro Señor Jesucristo, hemos visto las planchas que contienen esta relación, ... Y también sabemos que han sido traducidas por el don y el poder de Dios, porque su voz lo ha declarado a nosotros; por tanto, sabemos con certeza que la el trabajo es verdad .... Y declaramos con palabras solemnes que un ángel de Dios bajó del cielo, y que trajo y puso ante nuestros ojos, que vimos y vio las placas y los grabados que contenían ".

¿Sería Martin Harris han hipotecado su granja, finalmente perderlo, a pagar por la impresión del Libro de Mormón si había pensado en ese libro como un fraude? Él soportó la burla, la persecución y la pobreza. Vivió a la edad de noventa y dos años y murió en plena fe, expresar su testimonio de la veracidad del Libro de Mormón hasta el final de su vida.

¿Qué pasa con W. W. Phelps? Cinco años después de la fecha de la carta, que escribió: "Ahora, a pesar de que mi cuerpo no fue bautizado en esta Iglesia hasta el jueves, 10 de junio de 1831, sin embargo, mi corazón estaba allí desde el momento en que conocí con el Libro de Mormón ; y mi esperanza, firme como un ancla, y mi fe se incrementaron como la hierba después de una ducha refrescante, cuando por primera vez, sostuve una conversación con nuestro querido hermano José, a quien yo estaba dispuesto a reconocer como el profeta del Señor, ya quién, y para cuya piadosa cuenta de sí mismo y el trabajo que se dedicaba, yo debo mi primera determinación para salir de la locura de mi camino, la fantasía y la fama de este mundo, y buscar al Señor y su justicia ".

Este es el mismo hombre que escribió ese majestuoso y maravilloso himno de homenaje al profeta José & mdash; "Alabado sea el hombre que se comunicaba con Jehová! Jesús ungido que el Profeta y Vidente. Bendita para abrir la última dispensación, Kings él los de exaltar y reverenciar las naciones."

No tenía ninguna duda sobre el origen divino del Libro de Mormón o la vocación divina de aquel que fue el instrumento en las manos del Todopoderoso en llevarlo adelante. William W. Phelps murió como un sumo sacerdote en Salt Lake City en su totalidad la fe.

El amor y la lealtad de la clase mostrada por estos dos hombres Maravillosa y perdurable no provienen de una experiencia con un "salamandra" como generalmente interpretamos esa palabra.

¿Estos dos hombres han sufrido de manera, por lo que declaró sus testimonios, y por lo vivido sus vidas en la fe si hubiera habido alguna duda acerca de la forma en que se recibieron el Libro de Mormón placas de manos de Moroni y traducido por el don y el poder de Dios?[3]


Papeles Metinah

Sumario: Los papeles Metinah dicen ser una historia de un pueblo llamado el Nemenhah. Alegan que son traducciones de los documentos que se encuentran en las montañas alrededor de Manti, Utah (Condado de Sanpete) en la década de 1800. Ellos afirman que han sido traducidas por sabios lenguas que descienden de las lenguas en el momento del Libro de Mormón habla. Los documentos no han sido puestos a disposición del público, pero las traducciones se han publicado tanto en el Internet y en forma de libro. Como los registros auténticos de un pueblo conectados a los nefitas, los documentos no pueden ser tomadas en serio. Además de los numerosos puntos en los que no son coherentes con el Libro de Mormón, hay problemas teológicos o de procedimiento. Si se produjera tal escritura revelada en este momento, que vendría a través de los canales apropiados de la autoridad del sacerdocio. Vendría desde el actual profeta de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y no de los individuos oscuros que reclaman el apoyo de los apóstoles sin nombre. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)

El "Libro de Lehi"

Sumario: El autor afirma haber sido mandado a traducir la parte sellada del Libro de Mormón, así como las 116 páginas perdidas. Como parte de su "llamado profético,« el autor produjo lo que él afirma es una traducción de las 116 páginas perdidas, o "Libro de Lehi." Esta parte del compendio de Mormón (de Lehi al rey Benjamín, aproximadamente) se perdió por Martin Harris después de que el manuscrito fue cedido a él por Joseph Smith (Ver D&C 3, D&C 10). (Haga clic aquí para ver el artículo completo)


Artefactos

(Haga clic aquí para ver el artículo completo)

Bat Creek inscripción

(Haga clic aquí para ver el artículo completo)

Burrows Cueva

Sumario: La colección Burrows Cueva es un grupo de "artefactos" supuestamente encontrado en una cueva en Illinois, el nombre de Russell Burrows, la persona que inicialmente encontró la cueva. A día de hoy, los entusiastas Burrows Cueva nunca han demostrado la existencia de la cueva. Los artefactos contienen muchas características evidentes de la fabricación moderna, incluyendo el llamado "mística del símbolo de" que se encuentra en los artefactos en la colección de artefactos de Michigan. Esto se ofrece como prueba de que los falsificadores destinados deliberadamente a asociar estos artefactos con la colección de Michigan. Algunas personas SUD han caído presa de los que empujan estos artefactos como genuinos. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)

José Smith y las Planchas de Kinderhook

Sumario: Un conjunto de pequeñas placas, grabado con personajes de aspecto antiguo, se pretendía que se han desenterrado en Kinderhook, Illinois, en abril de 1843. Los llamados "placas de Kinderhook" han sido una especie de enigma dentro de la comunidad mormona desde que aparecieron por primera vez . Si bien hay LDS fieles que toman un número de diferentes posiciones sobre el tema de estos artefactos, la mayoría han llegado a la conclusión de que eran falsos. Este artículo resume alguna información clave que los críticos a menudo excluyen de su análisis de las placas de Kinderhook, y el grado de participación de José Smith. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)

Jordania códices de plomo

Sumario: Los códices plomo jordanos son una colección de libros de metal unidos por anillos que fueron descubiertos en Jordania como se informa en los medios de prensa en marzo de 2011. Ellos crearon un cierto entusiasmo en la comunidad mormona, ya que parecía ser un análogo a la planchas del Libro de Mormón. Pero, pronto se informó por los estudiosos que los códices plomo Jordania eran falsificaciones. (Haga clic aquí para ver el artículo completo)


Acerca de FairMormon        Únete a FairMormon        Contactar FairMormon        Donar a FairMormon


Derechos de autor © 1997-2015 por la Foundation for Apologetic Information and Research. Todos los derechos reservados.
Ninguna parte de este sitio puede ser reproducida sin el consentimiento expreso y por escrito de Foundation for Apologetic Information and Research.

  1. Elder D. Todd Christofferson, "The Prophet Joseph Smith," Brigham Young University-Idaho Devotional (24 September 2013).
  2. Las críticas relacionadas con la incapacidad del Presidente Hinckley para detectar las falsificaciones de Mark Hofmann son criados en las siguientes publicaciones: Plantilla:CriticalWork:Abanes:One Nation Plantilla:Specific; Jerald and Sandra Tanner, The Changing World of Mormonism (Moody Press, 1979), 337.( Index of claims ); Plantilla:CriticalWork:Watchman Fellowship:Articles
  3. Gordon B. Hinckley, "First Presidency Message: Keep the Faith," Ensign (September 1985), 3.. off-site (Inglés)