Pregunta: ¿Consideran los Santos de los Últimos Días que la Biblia es "insuficiente"?

Tabla de Contenidos

Traducido por Elena Blanch . (22 de abril 2014)

Pregunta: ¿Consideran los Santos de los Últimos Días que la Biblia es "insuficiente"?

La mitad de todo el estudio organizado de las escrituras para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se dedica a la Biblia

Algunos cristianos interpretan que la siguiente declaración de Orson Pratt quiere decir que la Biblia es "insuficiente".

Si añadimos toda esta imperfección a la incertidumbre de la traducción, ¿quién, en su sano juicio, podría, por un momento, suponer que la Biblia en su forma actual es una guía perfecta? ¿Quién sabe si aunque sea un versículo de toda la Biblia no ha sido contaminado y transmite la misma sensación ahora como lo hizo en el original? [1]

Uno de los programas fundamentales para los miembros adolescentes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es el programa del Seminario. En el transcurso de cuatro años durante la secundaria, se dedica un año a cada uno de los siguientes libros canónicos: el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, el Libro de Mormón y Doctrina y Convenios/Perla de Gran Precio. Este es un curso rotativo y garantiza que cada adolescente será instruido en los cuatro cursos. Por supuesto, este no es más que un indicador de que a la Biblia se la tiene en tanta estima como a los otros libros canónicos. El plan de estudios de la Escuela Dominical de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para los mayores de catorce años sigue un patrón similar. El Libro de Mormón fue el libro utilizado para las lecciones de la escuela dominical en 2000, Doctrina y Convenios fue el libro utilizado para las lecciones de la escuela dominical en 2001, mientras que los años 2002 y 2003 fueron dedicados al Antiguo y Nuevo Testamento, respectivamente. La mitad de todo el estudio organizado de las escrituras para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se dedica a la Biblia.

Las observaciones de Pratt eran válidas. No hay duda de que los manuscritos de la Biblia no concuerdan entre sí

¿A qué imperfección se refiere Pratt habla al inicio de la cita? Él lo explica en su texto, como se detalla a continuación:

Todos sabemos que sólo pocos escritos inspirados han sobrevivido hasta nuestros tiempos. los cuales citan nombres de otros veinte libros que se han perdido y es tengo la certeza de que han existido muchos otros libros inspirados cuyos nombres no hemos llegado a conocer. Los pocos libros que han llegado hasta nuestros días han sido mutilados, alterados y corrompidos de una manera tan vergonzosa que no existen dos manuscritos que concuerden entre sí. Personas desconocidas han añadido versículos e incluso capítulos enteros, no sabemos quiénes son los autores de algunos libros y no estamos seguros si aquellos libros cuyos autores conocemos fueron escritos por inspiración. [2]

Asimismo, Pratt hace las siguientes observaciones:

¿Revelaría Dios un sistema de religión expresado en términos tan indefinidos de modo que miles de religiones surjan de él? ¿Ha revelado Dios el sistema de salvación en un lenguaje tan impreciso e incierto, a propósito, para deleitarse en las peleas y disputas de Sus creaciones en relación con él? ¿Esperaría tanto Dios de los hombres caídos que daría a Su Hijo Unigénito como sacrificio por ellos para luego revelarles Su doctrina en un lenguaje totalmente ambiguo e incierto? [3]

¿Cuál es la solución según Pratt? La revelación divina, tanto en forma individual, como por medio de profetas llamados por Dios.[4] Este es el tema que él trata, el cual refleja las creencias fundamentales de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sobre las escrituras. McKeever y Johnson evitan consistentemente tratar esta creencia en su reseña del mormonismo.

En ese momento, las observaciones de Pratt eran válidas. No hay duda de que los manuscritos de la Biblia no concuerdan entre sí. Tenemos la adición o sustracción de capítulos enteros, sobre todo en el Antiguo Testamento, donde las diferentes tradiciones generan dos versiones sustancialmente diferentes como, por ejemplo, las del libro de Jeremías. Otro ejemplo es de la única traducción al inglés de la Biblia al alcance de Pratt, la versión del Rey Santiago que contenía Coma Joánica: un pasaje de 1 Juan reconocido desde hace tiempo como una corrupción que, desde entonces, se ha retirado de casi toda traducción moderna del texto. El hecho de que los manuscritos más antiguos no concordaban en todos los puntos no ha cambiado desde que Pratt escribió esto. ¿Esto invalida el texto? No. ¿Indica Pratt que esto invalida el texto? No, no lo hace. En cambio, él sugiere que, debido a estas evidencias (pruebas que se basan en hechos claramente observables), la Biblia no puede ser su propio testigo para establecer su propia veracidad.

Este concepto se ha repetido una y otra vez, y no sólo dentro de los círculos de LDS . La Declaración de Infalibilidad Bíblica de Chicago , admite que sólo en los escritos originales ( los documentos originales escritos por los apóstoles y los demás escritores inspirados ) fueron los textos bíblicos infalible . ¿Tenemos un documento de este tipo ? No. ¿Puede un tal condición o creencia de garantía luego de que la palabra inspirada se proporciona con total exactitud ? No.

Puesto que Dios ha prometido en ninguna parte una transmisión infalible de la Escritura, es necesario afirmar que sólo el texto autógrafo de los documentos originales fue inspirada y para mantener la necesidad de la crítica textual como un medio para detectar cualquier desliz que pueda haber deslizado en el texto el curso de su transmisión . El veredicto de esta ciencia , sin embargo , es que el hebreo y el texto griego parece estar increíblemente bien conservado , por lo que somos justificados ampliamente en afirmar , con la Confesión de Westminster , una singular providencia de Dios en este asunto y en la que se declara que la autoridad de la Escritura es de ninguna manera en peligro por el hecho de que las copias que poseemos no son totalmente libre de errores . [5]

Este mismo documento también hace hincapié en la necesidad de que el testimonio del Espíritu de Dios en cuanto a la veracidad del documento

Este mismo documento también hace hincapié en la necesidad de que el testimonio del Espíritu de Dios en cuanto a la veracidad del documento. En este caso, la declaración de Infalibilidad Bíblica de Chicago indica que la escritura es insuficiente como su propio testimonio, así como escribió Pratt. No sería este testimonio del Espíritu de Dios califica como revelación divina?

El Espíritu Santo, divino Autor de las Escrituras, tanto autentica a nosotros por el testimonio interior y abre nuestra mente para entender su significado. [6]

La Iglesia Católica Romana en 1943 emitió una encíclica papal por el Papa Pío XII titulado Divino Afflante Spiritu . Este documento oficialmente reconocido dentro de la Iglesia Católica Romana en la necesidad de la Iglesia para reconocer la crítica textual para restaurar el texto de la Biblia a lo más cercano a su forma original como era posible. De la encíclica , las siguientes dos pasajes son dignos de mención :

Por lo cual, con diligencia aplica a sí mismo con el fin de adquirir el diario una mayor facilidad en la Biblia , así como en otras lenguas orientales y para apoyar su interpretación por parte de las ayudas que todas las ramas de la oferta filología . Este hecho, San Jerónimo se esforzó intensamente para lograr , en cuanto a la ciencia de su tiempo lo permita , para esto también aspiraba con celo incansable y no poca fruta no pocos de los grandes exégetas de los siglos XVI y XVII, aunque el conocimiento de idiomas entonces era mucho menor que en el día de hoy. De la misma manera , pues, debemos vamos a explicar el texto original, que , después de haber sido escrito por el autor inspirado a sí mismo , tiene más autoridad y mayor peso que cualquier incluso la mejor traducción , ya sea antigua o moderna , lo que se puede hacer aún más fácil y fructífera , si el conocimiento de idiomas se unió a una verdadera habilidad en la crítica literaria del mismo texto .

En el día de hoy de hecho este arte, que se llama la crítica textual y que se utiliza con los grandes y loables resultados en las ediciones de los escritos profanos, también se emplea con toda razón en el caso de los libros sagrados, por esa misma reverencia que se debe a los oráculos divinos. Por su propósito es asegurar que se restaurará el texto sagrado, lo más perfectamente posible, ser purificado de las corrupciones debido a la negligencia de los copistas y ser liberados, por lo que se puede hacer, de glosas y omisiones, desde el intercambio y la repetición de las palabras y de todos los otros tipos de errores, que acostumbran a hacer su camino poco a poco en los escritos transmitidos a través de muchos siglos. [7]

Podemos preguntarnos, ¿cuál es la diferencia entre las declaraciones de Pratt y los anteriores? Para la mayoría de nosotros hay muy poca diferencia. El principal punto de desacuerdo es que Pratt ve que sólo Dios puede restaurar la verdad original dada la probabilidad de producir el texto original. Tanto de los otros documentos afirman que la beca puede restaurar para nosotros el texto original en lo que es posible y necesario.

Ahora, vamos a examinar la caracterización de la Iglesia SUD de la Biblia. Dijo Brigham Young, en julio de 1853, en una Conferencia General de la Iglesia:

He reconocido la Biblia desde el momento en que podía ser enseñado por mis padres para reverenciarlo. Ellos me enseñaron que era la palabra sagrada de Dios. Y en lo que se podría traducir correctamente de los idiomas hebreo y griego, que se nos da tan puro como posiblemente se podría dar. La Biblia es la mía, y no estoy preparado para tener que me roban de la misma, sin mi consentimiento. La doctrina de que es la mía, que creo firmemente. [8]

José Smith comentó: "Creo en la Biblia tal como se hallaba cuando salió de la pluma de los escritores originales." [9] Esta es la misma cosa que los redactores de la Declaración de Infalibilidad Bíblica de Chicago declararían por más de un siglo después.


Notas

  1. Orson Pratt, Orson Pratt's Works (Salt Lake City: Deseret News Press, 1945), 195-196.
  2. Ibid.
  3. Ibid., 196-197.
  4. Ibid., 198.
  5. The Chicago Statement on Biblical Inerrancy, Section III, Paragraph e. The Chicago Statement on Biblical Inerrancy was produced at an international summit conference of evangelical leaders sponsored by the International Council on Biblical Inerrancy (ICBI) and held at the Hyatt Regency O'Hare in the fall of 1978. It is nearly universally accepted by Evangelicals and holds wide support among other groups of Protestants. The authors of Mormonism 101 endorse this statement, and include a link to it on their Web site.
  6. Ibid., Section I, paragraph 3.
  7. Pope Pius XII, Divino Afflante Spiritu, September 30, 1943, paragraphs 16-17, emphasis added.
  8. Brigham Young, "Effects and Privileges of the Gospel, Etc.," Journal of Discourses, reported by G.D. Watt 24 July 1853, Vol. 1 (London: Latter-Day Saint's Book Depot, 1854), 238-239.
  9. Joseph Smith, Teachings of the Prophet Joseph Smith, edited by Joseph Fielding Smith (Salt Lake City; Deseret Book Company, 1976), 327.