Pregunta: ¿El Mormonismo está en error porque el cristianismo requiere un "canon cerrado" en lugar del "canon abierto"?

Tabla de Contenidos

Traducido por Andrew Miller y Alberto Barrios y Robert Cronk.

Pregunta: ¿El Mormonismo está en error porque el cristianismo requiere un "canon cerrado" en lugar del "canon abierto"?

Las doctrinas que no hay más revelación y que el canon de escrituras está cerrado no se encuentran en la Biblia

Se afirma que la Iglesia está en el error porque el cristianismo requiere un 'canon cerrado' (o sea, no hay más revelación autorizado) mientras que la Iglesia de Jesucristo de SUD tiene un 'canon abierto' con la posibilidad de recibir más revelaciones.

Las doctrinas que no hay más revelación y que el canon de escrituras está cerrado no se encuentran en la Biblia. ¡Insistir en eso es crear una doctrina no-bíblica e insistir que Dios sea obligado por ella! Tales doctrinas se requerirían la revelación misma que niegan ser autorizada. Aun la interpretación correcta de las enseñanzas bíblicas requiere revelación autorizada, la cual sería extra-bíblica. Sin la revelación la interpretación de las escrituras depende del intelecto humano, lo cual es extra-bíblico.

Los críticos están libres de aferrarse a estas doctrinas si desean, pero no deben criticar a los Santos de los Últimos Días por creer en doctrinas extra-bíblicas relevadas de Dios cuando los críticos mismos insisten en un canon cerrado lo cual es una doctrina extra-bíblica sin autoridad divina.

Dios es superior a su palabra escrita

La biblia es un registro importante que contiene algunos de los mensajes que Dios dio al mundo en tiempos antiguos. Sin embargo, la Biblia—tanto como todos de los textos escritos—no debe ser el enfoque central de la vida y la fe del cristiano. Hay Uno solo que merece eso: el Dios todopoderoso.

Un autor (no SUD) cristiano comentó:

Es posible, sin embargo, deificar la Biblia al grado de darle un lugar tan central que la conciencia cristiana sensitiva pueda rebelarse. Podemos ilustrar tal grado de preponderancia en la Biblia por la utilización a menudo de (frases malinterpretadas) una declaración de Chillingworth: «La Biblia sola es la religión del protestantismo.» O acaso no hemos oído cuantas veces ha sido dicho que la Biblia es la autoridad final de los cristianos. Si no parece tan evidente, me gustaría colocarla como la buena palabra de Dios. Es Dios y no la Biblia quien es el factor central de los cristianos. Cuando nosotros hablamos de «La palabra de Dios» usamos la frase, la cual propiamente usada, puede ser aplicada a la Biblia, pero tiene un significado primario muy profundo. Es Dios quien le habla al hombre. Pero Él no lo hace solo através de la Biblia. Él habla através de profetas y apóstoles. Él habla mediante eventos específicos. Y mientras que su único mensaje a la iglesia se centra en los escritos registrados y expresados en la Biblia, esto nos hace recordar que Jesucristo es la Palabra («el Verbo») de Dios viviente, la manera personal en que se supera ya se ha dicho en este único libro. Aun la Biblia comprueba ser la palabra de Dios solo cuando el Espíritu Santo trabaje dentro de nosotros para afirmar la verdad y la autoridad divina de lo que dice las escrituras. La fe cristiana no debe dar a las ayudas que Dios nos proviene la adoración y atención que le pertenecen solo a Dios y nuestro Señor Jesucristo. Nuestra esperanza es en Dios; nuestra vida es en Cristo; nuestro poder es en el Espíritu. La Biblia nos habla del Centro Divino de todo la vida y ayuda y poder, pero ella no es ese centro. La enseñanza cristiana acerca del canon no se debe nunca deificar las escrituras [la Biblia]. [1]

Decir que el canon está cerrado básicamente hace que la palabra escrita de Dios (la Biblia) reemplace a Dios mismo. Unos llaman ese hecho la biblia-latría. Nuestros críticos mandan a Dios que no revele más mientras manden tener un canon cerrado, sin importar si Dios decidiera hablar más.

El canon cerrado no es una doctrina bíblica

La doctrina de un canon cerrado no es una doctrina bíblica. La Biblia da testimonio que Dios llamó profetas y apóstoles en tiempos anteriores. ¿Por qué no podría—o mejor dicho—por qué no continuarías de hacerlo?

Irónicamente, la doctrina de un canon cerrado no se encuentra en la Biblia. Parece que tendría que haber una revelación extra-bíblica para poder saber que la Biblia está completa, si no fuera así, los hombres estarían haciendo decisiones sin autoridad en cuanto a lo que es el canon. Entonces, ¡las personas que insisten que el canon esté cerrado tienen que tener una revelación extra-bíblica para poder eliminar la posibilidad de tener revelaciones extra-bíblicas! [2]

Como un erudito no-LDS observó: "Para la" evidencia "sobre lo que estaba dentro del canon, uno tenía que ir fuera del canon mismo." Al fin y al cabo, no había "evidencia de" escritural "para decidir cuáles eran los límites exactos del canon". [3]

Nunca durante toda la historia de la Biblia estaba el canon cerrado. Mas bien, profetas fueron llamados continuamente por Dios y ellos muchas veces escribieron escrituras divinas. Sería muy extraño que cambiara todo eso sin que Dios nos dijere que sus métodos estaban por cambiar. Dios no cambia (Hebreos 13:8).

Algunos autores preguntan ahora si la decisión de cerrar el canon fue un error:

La primera pregunta, y la más importante, es si la iglesia tuvo razón al percibir la necesidad de un canon cerrado de las escrituras ... ¿tal movimiento hacia un canon cerrado de escrituras limitó (e inconscientemente) la presencia y el poder Del Espíritu Santo en la iglesia? ... ¿Actúa Dios en la iglesia hoy y por el mismo Espíritu? ¿Sobre qué bases bíblicas o históricas la inspiración de Dios se ha limitado a los documentos escritos que la Iglesia llama ahora su Biblia? ... es necesario preguntarse sobre la conveniencia de vincular la iglesia del siglo XX a un canon que surgió de Las circunstancias históricas en el segundo a los quinto siglos CE. ¿Cómo se supone que debemos hacer que la experiencia de esa iglesia sea absoluta para todos los tiempos? ... ¿Fue la iglesia en las épocas Nicena y post-Nicena infalible en sus decisiones o no? Por último, si el Espíritu inspira sólo los documentos escritos del primer siglo, ¿significa eso que el mismo Espíritu no habla hoy en la iglesia sobre asuntos que son de gran preocupación, por ejemplo, el uso de anticonceptivos, el aborto, la liberación, Irresponsabilidad, igualdad de derechos, eutanasia, proliferación nuclear, genocidio global, justicia económica y social, etc.?[4]

Estas son preguntas sorprendentes, y aquellos que insisten en un canon cerrado pueden tener dificultades para resolver los problemas que plantean. La insistencia de José Smith en que Dios no dejó de hablar, y que el canon no fue cerrado, resolvió estas cuestiones muchas décadas antes de que los cristianos modernos comenzaran a lidiar con ellos.

Los primeros cristianos no tenían un canon cerrado

La Iglesia cristiana primitiva no tenía un canon fijo, ni se limitaba al canon utilizado por la mayoría de las iglesias cristianas modernas:

Si el término "cristiano" está definido por los ejemplos y creencias transmitidas por los primeros seguidores de Jesús, entonces debemos por lo menos reflexionar sobre si la noción de un canon bíblico es necesariamente "cristiana". No tenían tales cánones como La iglesia posee hoy, ni indican que sus sucesores deben redactarlos.

Incluso en lo que respecta al canon del AT, se ha demostrado que las colecciones de escrituras de la iglesia primitiva tenían un alcance considerablemente más amplio que las que actualmente se encuentran en los cánones católicos o protestantes y que demostraron mucha más flexibilidad de lo que nuestras colecciones ... . En cuanto al AT, ¿debería la iglesia estar limitada a un canon del AT al cual Jesús y sus primeros discípulos claramente no estaban limitados?[5]

La interpretación de las escrituras se requiere la revelación

Aun que si la Biblia de verdad contuviere todas las enseñanzas necesarias, es claro através de la historia cristiana que la Biblia puede ser interpretada de muchas maneras distintas por lectores sinceros y honestos. ¿Qué más, menos la revelación continua, podría darnos una interpretación y aplicación correctas de ella? ¿Quiere Dios que confiamos solo en nuestro propio intelecto e inteligencia? ¿No llegaría a ser así nuestra inteligencia e intelecto una fuente extra-bíblica para la información divina? ¿No sería mejor confiarle en Dios que en nosotros mismos?


Notas

  1. Floyd V. Filson, Which Books Belong in the Bible? (Philadelphia: The Westminster Press, 1957), 20–21.
  2. Joseph Smith made this observation in Joseph Smith, Jr., Teachings of the Prophet Joseph Smith, selected by Joseph Fielding Smith, (Salt Lake City: Deseret Book Company, 1976), 61. ISBN 087579243X. off-site (Inglés)
  3. James Barr, Holy Scripture: Canon, Authority, Criticism (Philadelphia: Westminster, 1983), 24–25; emphases in original.
  4. Lee Martin McDonald, Formation of the Christian Biblical Canon (Hendrickson Publishers; Rev Sub edition, 1995), 254–255.
  5. Lee Martin McDonald, Formation of the Christian Biblical Canon (Hendrickson Publishers; Rev Sub edition, 1995), 254–255.