El Libro de Mormón/Anacronismos/Planchas metálicas

Tabla de Contenidos

Planchas metálicas y El Libro de Mormón

Preguntas


Se afirma que el informe de José de encontrar un registro en planchas de metal no es plausible.

Respuesta


En los últimos críticos del Libro de Mormón han atacado a la supuesta absurdo del Libro de Mormón de haber sido escrito en planchas de oro y su afirmación de la existencia de un siglo VI aC temprano versión de la Biblia hebrea escrito en planchas de bronce. Hoy, sin embargo, los críticos casi universalmente admitir que hay numerosos ejemplos de la antigua escritura en planchas de metal. Irónicamente, algunos críticos afirman ahora en lugar de que el conocimiento de este tipo de placas estaba disponible en la época de José Smith. 1952 La observación de Hugh Nibley parece bastante premonitorio: "No pasará mucho tiempo antes de que los hombres se olvidan de que en la época de José Smith el profeta fue burlado y ridiculizado por su descripción de las placas más que cualquier otra cosa." [1]

INSTITUTO DE NEAL A. MAXWELL (Inglés)

William J. Adams Jr.,"Jerusalén de Lehi y escritura en planchas de metal", Journal of Book of Mormon Studies, 3/1 (1994)


Lehi envió a sus hijos de vuelta a Jerusalén para obtener las escrituras grabadas en "planchas de bronce" (1 Nefi 3 y 4). Más adelante leemos que Lehi y su hijo, Nefi, mantienen registros sobre las "placas" de metal (1 Nefi 6 y 9). Estas incidencias plantean la pregunta: ¿Los otros en Jerusalén de Lehi inscriben registros sobre planchas de metal?


El uso de placas de metal sobre la que se inscriben los registros es bastante bien atestiguado en todo el Medio y Lejano Oriente desde muchos siglos antes de que muchos siglos después de Lehi, pero ninguno hasta ahora parece ser de Lehi del siglo VII aC Judea.

Esta falta de inscripciones de metal de Judea podría interpretarse en el sentido de que (1) judíos no escribieron en planchas de metal, o (2) la arqueología no ha encontrado artefactos que apoyen la práctica de escribir en planchas de metal en el siglo VII aC Jerusalén. Alternativa 2 parece haber sido el problema, para placas de plata con inscripciones han sido excavados recientemente.
(Haga clic aquí para ver el artículo completo en Inglés)


INSTITUTO DE NEAL A. MAXWELL (Inglés)

Sidney B. Sperry,"Algunos problemas de interés relativos a las placas de latón", Journal of Book of Mormon Studies, 4/1 (1995)


La mayoría de los estudiosos contemporáneos del Antiguo Testamento se preguntan si Moisés escribió el Pentateuco, pero el Libro de Mormón afirma la autoría de Moisés. Las preguntas surgen en cuanto a cómo las profecías de Jeremías aparecieron en las planchas de bronce y lo que la naturaleza del libro de la ley era. De acuerdo con las planchas de bronce Labán y Lehi eran descendientes de Manasés. ¿Cómo, pues han venido a vivir en Jerusalén? Las planchas de bronce, en el que se pueden encontrar las escrituras perdidas, puede haber sido la escritura oficial de las diez tribus.
(Haga clic aquí para ver el artículo completo en Inglés)


Preguntas y Respuestas Detalladas


Véase también: "Gold" plates

Reevaluación reciente de la evidencia ahora apunta al hecho de que el Libro de Mormón de la descripción de los registros sagrados escritos en placas de bronce encaja muy bien en el ambiente cultural del antiguo Mediterráneo oriental.

Uno de los ejemplos más tempranos conocidos supervivientes de la escritura en "placas de cobre" son las inscripciones Byblos silábicos (siglo XVIII aC), de la ciudad de Biblos, en la costa fenicia. La secuencia de comandos se describe como un "silabario [que] está claramente inspirado en el sistema jeroglífico egipcio, y de hecho es el vínculo más importante conocida entre los jeroglíficos y el alfabeto cananeo." [2]

No sería razonable para describir los textos Byblos silábicas como siglo XVIII aC "Placas de bronce" semíticos escritos en "caracteres egipcios reformados". [3]

Walter Burkert, en su estudio de la dependencia cultural de la civilización griega en el antiguo Cercano Oriente, se refiere a la transmisión de la práctica de la escritura en las placas de bronce (dlt raíz semítica) desde los fenicios a los griegos. "La referencia a 'deltoi bronce [platos, desde dlt]' como un término [los griegos] para antiguas leyes sacras recuerda de nuevo al séptimo o sexto siglo [BC]" como el período en el que la terminología y la práctica de escrito en planchas de bronce fue transmitido desde los fenicios a los griegos. [4]

Los estudiantes del Libro de Mormón se tenga en cuenta que este es precisamente el momento y el lugar en que el Libro de Mormón afirma que existían placas de bronce similares que contenían las "antiguas leyes sagradas" de los hebreos, los primos culturales cercanos de los fenicios.

Burkert también sostiene que "la práctica de la subscriptio', en particular, conecta el diseño de libros griegos posteriores con la práctica cuneiforme, la indicación del nombre del escritor / autor y el título del libro, justo al final, después de la última línea del texto, lo que es una correspondencia detallada y exclusiva que demuestra que la práctica literaria griega depende en última instancia de la Mesopotamia es necesario postular que en arameo rollos de cuero forman el nexo de unión ". [5]

José Smith escribió que "la portada del Libro de Mormón es una traducción literal, tomada de la última hoja, en el lado izquierdo de la colección o libro de planchas, que contenía el expediente que se ha traducido." [6]

Esta idea habría sido contrario a la intuición a principios del siglo XIX, cuando "Título páginas" apareció en el comienzo, no el final, de los libros.

¿Por qué, entonces, Joseph reclamar el Libro de Mormón practica subscriptio—escribir el nombre del autor y el título en la parte final del libro? Si la existencia de la práctica de subscriptio entre los griegos representa "una correspondencia detallada y exclusiva que demuestra que la práctica literaria griega depende en última instancia de Mesopotamia [a través de Siria]", como afirma Burkert, no se puede decir lo mismo del Libro de Mormón, que la práctica de subscriptio representa "una correspondencia detallada y exclusiva ", que ofrece una prueba de que el Libro de Mormón es" en última instancia dependiente "en el antiguo Cercano Oriente?

Los mejores artículos para leer la próxima

  1. William J. Hamblin, "Sacred Writing on Metal Plates in the Ancient Mediterranean," FARMS Review 19/1 (2007): 37–54. off-site (Inglés) wiki
  2. William J. Hamblin, "An Apologist for the Critics: Brent Lee Metcalfe's Assumptions and Methodologies (Review of Apologetic and Critical Assumptions about Book of Mormon Historicity by Brent Lee Metcalfe)," FARMS Review of Books 6/1 (1994): 434–523. off-site (Inglés)

Notas


  1. Hugh W. Nibley, Lehi in the Desert, the World of the Jaredites, There Were Jaredites, edited by John W. Welch with Darrell L. Matthew and Stephen R. Callister, (Salt Lake City, Utah : Deseret Book Company ; Provo, Utah : Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1988), 107. ISBN 0875791328.
  2. Byblos is only about 170 miles north of Jerusalem.
  3. Hugh W. Nibley, Lehi in the Desert, the World of the Jaredites, There Were Jaredites, edited by John W. Welch with Darrell L. Matthew and Stephen R. Callister, (Salt Lake City, Utah : Deseret Book Company ; Provo, Utah : Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1988),105–6. ISBN 0875791328. Nibley mentions these plates, which were not deciphered until 1985.
  4. Walter Burkert, translated by Walter Burkert and Margaret E. Pinder, The Orientalizing Revolution: Near Eastern Influence on Greek Culture in the Early Archaic Age (Cambridge, Mass. : Harvard University Press, 1992), 30. ISBN 0674643631.
  5. Walter Burkert, The Orientalizing Revolution: Near Eastern Influence on Greek Culture in the Early Archaic Age, 32.
  6. Joseph Smith, History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 7 volumes, edited by Brigham H. Roberts, (Salt Lake City: Deseret Book, 1957), 1:71. BYU Studies link (énfasis añadido)

Acerca de FairMormon        Únete a FairMormon        Contactar FairMormon        Donar a FairMormon


Derechos de autor © 1997-2015 por la Foundation for Apologetic Information and Research. Todos los derechos reservados.
Ninguna parte de este sitio puede ser reproducida sin el consentimiento expreso y por escrito de Foundation for Apologetic Information and Research.